¡40% DE DESCUENTO EN TODA LA WEB! ¡ADEMÁS UNA ALMOHADA GRATIS CON LA COMPRA DE UN COLCHÓN!

almohadas antiarrugas

Almohadas antiarrugas: El secreto mejor guardado de las estrellas de cine

Aunque cueste creerlo, existen almohadas en el mercado que aseguran luchar contra las arrugas y otros síntomas de envejecimiento durante el sueño. Dicen los creadores que estas almohadas antiarrugas de diseño ergonómico son capaces de reducir las arrugas al ayudar a dormir de espaldas.

E incluso cuando se duerme de lado, las almohadas antiarrugas ayudan a reducir el impacto de la cara sobre la almohada y la presión en el rostro. Famosas como Mandy Moore duermen con almohadas antiarrugas, y muchos dermatólogos también. 

Pero, ¿Valen la pena las almohadas antiarrugas? Algunos dermatólogos dicen que no hay pruebas científicas que apoyen las declaraciones de los proveedores, pero que merece la pena probarlas.

La Dra. Julia Carroll, una dermatóloga de Compass Dermatology en Toronto, afirma que tiene una y es creyente de la efectividad de este tipo de almohada. Aun cuando no hay pruebas que demuestren su funcionamiento y efectividad.  

¿Funcionan las almohadas antiarrugas?

La Dra. Carroll dijo que si bien hay poca o ninguna evidencia científica de que una almohada puede luchar con las arrugas, es lógico pensar qué una almohada que te alienta a dormir sobre tu espalda, por lo menos reduce la presión entre la cara y la almohada. Lo que pudiera reducir las arrugas provocadas durante el sueño. 

Según la experta, en los lugares en los que la piel se aprieta regularmente mientras se duerme pueden aparecer unas arrugas del sueño, semejantes al modo en que se forman las patas de gallo junto a los ojos tras años de sonreír y de entrecerrar los ojos.

En palabras de otra especialista, la Dra. Shannon Humphrey, el dormir de medio lado y el dormir con la espalda hacia arriba puede influir en el envejecimiento de la cara. La dermatóloga de Carruthers & Humphrey Cosmetic Dermatology, explicó que las mujeres con pechos grandes suelen ver cómo se forman arrugas en la zona del pecho, en la que los pechos se juntan.

Las arrugas en sí mismas están causadas tanto por factores intrínsecos como extrínsecos, dijo. Entre los primeros se encuentran los movimientos musculares, la edad y la pérdida de volumen, y en cuanto a los segundos, la exposición al sol, el consumo de tabaco y la postura al dormir.

Además, no solo es el hecho de la almohada antiarrugas por sí sola. Otro aspecto que influye es la funda que se le aplique. Hace ya un par de años, el secreto de belleza de celebridades como Kim Kardashian, Sophie Turner y Gisele Bundchen ha sido la funda de almohada de seda. Además, Zoe Foster Blake ha incluido una en su gama Go-To Skincare.

Y es bueno saber que las fundas de almohada de seda se encargan también de reducir el encrespamiento y no se encargan tampoco de absorber la hidratación de la piel como las fundas de algodón, así que tu piel adquirirá una apariencia más luminosa e hidratada, así como tu pelo quedará más suave cada mañana. 

Al parecer, la seda y el satén tienen ciertas características interesantes para mejorar la efectividad que ofrece esta almohada. Ambas están hechas de fibras naturales y en general, cuando se menciona la seda, el satén suele ir detrás de ella.

De hecho, la seda conforma una fibra proteica natural que consiste sobre todo en fibroína (una proteína insoluble) y la crean ciertas larvas de insectos al formar los capullos. Lo más conocido proviene del gusano de seda de la morera. Las características de la seda son muy convincentes:

  • Al no absorber la humedad
  • Es insensible a las cremas
  • Disminuye la caída del cabello
  • Impide que el pelo se enrede
  • Permite la absorción de la humedad
  • Es naturalmente elástico
  • Favorece la regulación de la temperatura corporal.
  • La seda te mantiene caliente en invierno y fresco en verano.

Ahora que ya hemos comentado cuál es el reconocimiento de las almohadas antiarrugas y otros materiales que tienen la misma función, hablemos del origen del problema. Con esto nos referimos a las arrugas que se forman al dormir. 

¿Cómo se producen las arrugas mientras se duerme?

Es inevitable que aparezcan arrugas y, aunque algunas líneas de expresión pueden resultar entrañables, la mayoría de las personas prefieren controlarlas. Al considerar la existencia de arrugas, se suele considerar que son las líneas de expresión de la cara. 

El desarrollo de estas líneas se produce como consecuencia de las distorsiones que se generan al presionar la cara contra una superficie para dormir. La compresión, las fuerzas de tensión y el desgaste dan lugar a la distorsión facial en posiciones para dormir de lado o boca abajo. 

Por el contrario, en la posición superior, los únicos movimientos que actúan directamente sobre la cara son los de la gravedad.

Con el paso del tiempo es posible que estas arrugas se vuelvan permanentes. Con la animación, las arrugas son transitorias en el rostro joven y desaparecen al despertar. La velocidad e intensidad de la formación a medida que envejece la piel varía en función del efecto de las influencias internas y externas, junto con la repetición de los patrones de fuerza.

Las arrugas que se forman durante el sueño difieren de las arrugas de expresión en el componente de origen (en las fuerzas externas o la contracción muscular interna), en la localización (en los límites de los ligamentos de sujeción y en la contracción muscular) con respecto a la direccionalidad (en su mayoría perpendiculares entre sí). 

Por consiguiente, se trata de razones adicionales que justifican que hay que revisar esta clasificación y que se tenga presente la posibilidad de presentar arrugas mientras se duerme y de que la distorsión de la cara durante el sueño se convierta en una de las causas principales del envejecimiento facial.

En conclusión, este tipo de arrugas representan un componente de una serie compleja de modificaciones que aparecen con la edad. 

Tanto los factores propios del envejecimiento como los extrínsecos condicionan las modificaciones bioquímicas y celulares del envejecimiento y dichas modificaciones, respectivamente, influyen directamente en las características biomecánicas y en la capacidad de la piel a responder con éxito en el ámbito de las fuerzas internas y externas.

Arrugas del sueño

Los conceptos relativos a las arrugas producidas en el sueño al dormir no son novedosos. Los científicos han propuesto que las arrugas del sueño se desarrollan por la posición en la que se duerme y el lugar donde se condensa el tejido. También, describieron los puntos más frecuentes en los que se desarrollan las arrugas del sueño.

Por este motivo, durante la fase de sueño de lado o boca abajo, se somete de manera constante al tejido facial a fuerzas técnicas como la compresión, la tracción y los cortes. Con los cambios en la posición para dormir, en todas las posiciones se estira y fracciona la piel. 

Dichas fuerzas adquieren importancia si tenemos en consideración la cantidad de tiempo dedicado al sueño y la posición del mismo. 

También, con frecuencia podría aparecer la temida “cara de almohada”, es decir, con un rostro cargado de arrugas y líneas de expresión debido a la orientación con la que dormimos la noche anterior. 

A pesar de que estas marcas suelen desaparecer al cabo de una o dos horas, con el tiempo pueden transformarse en arrugas permanentes. 

Cuando se duerme con una postura (boca abajo o de lado) se ejerce una presión excesiva sobre la cara, el cuello y el pecho. La fricción causada por el contacto entre la cara y las almohadas, láminas y edredón crea tensión y acelera la formación de líneas. 

Si te sucede esto y te resulta bastante incómodo dormir boca arriba, invertir en una “almohada de belleza”, que es como llaman a la almohada antiarrugas, es una gran idea. 

¿Cómo funciona las almohadas antiarrugas?

Las almohadas antiarrugas se encuentran disponibles en varios fabricantes hoy en día y se sabe que son unos remedios bastante eficaces para el antienvejecimiento con menos efectos secundarios. Pero, ¿qué hay detrás de la almohada antiarrugas?

Esta almohada antiarrugas en realidad no funciona como ninguna de las medicinas milagrosas antienvejecimiento tradicionales y modernas. El concepto de la almohada antiarrugas está basado en que la gente que duerme con su estómago o cuerpo entero de lado hacia abajo tiende a arrugarse la cara. En consecuencia, se desarrollan arrugas de forma natural sobre el rostro, lo que empeora la situación de los que ya están viendo los signos del envejecimiento.

En este punto intervienen también las almohadas antiarrugas. Se diseñan de manera que se garantiza que la cara sufra los menores estiramientos causados involuntariamente por los estilos de sueño. 

Al dormir de lado, se descansa con la cabeza sobre la almohada, y en consecuencia la mejilla se mantiene libre y previene la fricción con la almohada, lo que evita la formación de arrugas.

En este sentido, las almohadas antiarrugas algunas veces poseen forma de media luna, para que se pueda descansar la cabeza sobre la almohada. De esta manera, evitar que su mejilla entre en contacto con ella. Comprobarás al momento la diferencia de este tipo de almohadas y la distinguirás de una almohada común. 

De todos modos, por ejemplo, se pueden adquirir almohadas antiarrugas con el mismo efecto que las normales. Excepto por la cavidad central que sirve para apoyar la cabeza con normalidad sin dejar que la piel de la mejilla toque la almohada.

No solo evitan que la piel con la que se trata la mejilla se retuerza, también ayudan a mantener el suministro de aire en las mejillas

Además, los materiales empleados para confeccionar este tipo de almohadas son algo diferentes a los utilizados en las almohadas regulares. Por lo general, se fabrican con tejido de satén y no absorben la humedad o las cremas que se aplican en la piel.

En la actualidad, aunque las almohadas antienvejecimiento se están popularizando, desde hace mucho tiempo existen prácticas similares. 

Por ejemplo, las mujeres orientales acostumbraban a dormir sobre almohadas decorativas de porcelana.

Hay numerosas personas aseguran que estas almohadas antiarrugas funcionan de maravilla, especialmente para preservar la humedad y las cremas que se aplican en la piel. 

Ahora bien, los resultados son evidentes cuando se usan estas almohadas con frecuencia y durante un tiempo prolongado. 

Sin embargo, las almohadas antiarrugas y contra el envejecimiento de la piel no son fármacos maravillosos de los cuales puede esperar que se vean resultados en cuestión de semanas. Es necesario ser bastante constante en el uso de las mismas y seguir las pautas necesarias.

¿Dormir boca arriba o usar una almohada antiarrugas?

Si puedes dormir boca arriba, sería la estrategia que más eficazmente cumpliría el objetivo de las almohadas antiarrugas al no necesitar usar una. Pero, no todos están habituados a dormir sobre su espalda y es posible que otros experimenten dolores de espalda durmiendo en esta posición. 

Por lo tanto, en caso de que quieras ahorrarte las arrugas del sueño sin tener que cambiar tu estilo de dormir, la elección ideal sería conseguir una almohada antiarrugas.

Almohada Anti: la almohada antiarrugas Oniria

almohadas antidolores

Comprar Ahora

Gracias al carbono activo, la almohada antiarrugas Oniria tiene propiedades que descargan las energías estáticas del cuerpo. Esto mejora la circulación sanguínea y proporciona un efecto antiestrés. Hace que la salud de tu piel sea mejor a partir de la primera noche. 

En el núcleo de bloque multiperforado en la almohada Oniria hay 100% carbono viscoelástico, es decir, para garantizar el soporte anatómico adecuado para la cabeza y el cuello, facilitando un cómodo descanso. 

Sus partículas de carbono activado le confieren propiedades conductoras de la energía de la estática del cuerpo. Así mejora la circulación sanguínea y provoca un efecto antiestrés. Igualmente, dispone de propiedades de termorregulación para disipar el calor, conservando la temperatura adecuada a lo largo de la noche. 

En cuanto a la ventilación, la estructura multiperforada facilita la difusión de la almohada, conservando la higiene y en óptimas condiciones durante más tiempo.

El recubrimiento con cremallera de la funda exterior es desenfundable y se puede lavar, ya que está fabricado con tejido Tencel dotado con un tratamiento antiácaros y antihongos que protege y conserva la almohada como si fuese nueva.

En cuanto al cuidado y mantenimiento de esta almohada antiarrugas, lo recomendable es proteger la almohada por medio de una cubierta de algodón desmontable. Esto, para poder lavarla con frecuencia, una vez por semana estaría recomendado. 

Es conveniente sacudir la almohada con regularidad y así evitar que se acumule el polvo. Por otro lado, es conveniente airear la almohada todos los días.

Compartir artículo

0
    0
    Carrito
    No hay productos en el carrito
    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?