¡40% DE DESCUENTO EN TODA LA WEB! ¡ADEMÁS UNA ALMOHADA GRATIS CON LA COMPRA DE UN COLCHÓN!

Cuál es el mejor colchón para el dolor de espalda

¿Cuál es el mejor colchón para el dolor de espalda?

Un buen colchón es la base de un sueño reparador, por lo que conocer cuál es el mejor colchón para el dolor de espalda es una gran decisión. Pasas un tiempo importante de tu vida en él, y un sueño insatisfactorio también afecta al resto de tu vida. 

De hecho, un sueño reparador y de calidad es esencial para la salud y el bienestar general. La variedad de opciones de colchones en el mercado es enorme, lo que hace que la decisión final sea más complicada que nunca. 

Y, una de las decisiones más fundamentales a la hora de comprar un colchón es elegir entre un colchón firme o blando

De esta manera, hay pros y contras para ambos, y en realidad la elección es extremadamente personal. Por eso, hoy pondremos sobre la mesa ciertos consejos que pueden ayudar a tomar la decisión para escoger el colchón perfecto.

¿Cómo es un colchón adecuado para el dolor de espalda? 

Aparte de las preferencias personales, un factor relevante a la hora de elegir un colchón adecuado es la salud de la columna vertebral. La columna vertebral tiene naturalmente tres ligeras curvas, que deben sostenerse incluso en posición horizontal.

Un buen colchón mantendrá tu cuerpo en una posición neutra. Esto significa que la columna se mantendrá en la ligera curva natural y que la cabeza, los hombros, los glúteos y los talones estarán alineados. 

En un colchón perfecto, no deberías sentir presión alguna, casi como si estuvieras flotando. 

Con el tiempo, un colchón adecuado relaja los músculos, favorece el sueño e incluso mejora la postura. Un colchón inadecuado puede hacer que te despiertes con dolor de espalda, sobre todo en la base de la columna vertebral, y puede interferir en un sueño saludable en general.

colchon nube visco

Comprar Ahora

¿Qué es la firmeza de los colchones?

La firmeza de un colchón es el grado de elasticidad que tiene cuando te tumbas en él. Al acostarse en un colchón blando, se tiene la sensación de que se está hundiendo el cuerpo. Ahora bien, en un colchón de firmeza media o alta, el cuerpo apenas se sumergirá un poco en la espuma. 

Sin embargo, no es tan sencillo como estos dos extremos; la firmeza de un colchón es una escala gradual, y cada persona tiene una idea diferente de lo que constituye “firme” o “blando”. La firmeza de un colchón depende de varios factores. 

Igualmente, la tensión de los muelles, la tensión general de la estructura del colchón y las capas exteriores o la tapicería pueden influir en la firmeza percibida.

¿Cuál es la diferencia entre un colchón firme y un colchón blando?

La diferencia obvia entre un colchón firme y uno blando es el tacto. Los colchones firmes se caracterizan por tener mayor rigidez al tacto.  Un colchón blando se comprime más fácilmente cuando se aplica presión.

Es importante tener en cuenta que el tacto del colchón no se divide en dos categorías, sino que es más bien un espectro. Esto significa que hay mucho donde elegir, lo que puede ser tanto positivo como negativo.

Todos los tipos de colchón pueden fabricarse con todos los materiales. La firmeza o suavidad de un colchón depende de la tensión de los muelles o de la tensión general de la construcción dentro del colchón. 

Además, los colchones pueden venir diseñados con una capa creada para aumentar su firmeza o al contrario, para apaciguarla. Un topper de espuma viscoelástica, por ejemplo, puede dar una sensación superficial de firmeza, pero no tener realmente las propiedades de un colchón verdaderamente firme.

Ambos tipos de colchón existen en una gran variedad de presupuestos. Sin embargo, para obtener exactamente lo que desea, puede merecer la pena gastar un poco más.

Ventajas de un colchón firme

Para los que no experimentan dolor de espalda molesto, un colchón firme es generalmente más cómodo. 

Al dormir sobre una superficie más firme, los huesos absorben la mayor parte de la presión, lo que significa que hay menos tensión en los músculos, las venas y las arterias. Los músculos se tensan menos y mejora la circulación.

Un colchón firme también evita que la zona lumbar se hunda, lo que podría permitir un mayor aporte de oxígeno mientras se duerme. 

Menos hundimiento puede significar que el peso del cuerpo se distribuye uniformemente, lo que significa que ninguna parte del cuerpo soporta la mayor parte de la presión.

Asimismo, los colchones firmes suelen ser mejores para quienes duermen boca arriba, porque proporcionan una superficie más estable y uniforme. Los que duermen boca abajo también suelen dormir mejor en colchones más firmes.

colchones baratos 150x190

Comprar Ahora

Desventajas de un colchón firme

En un nivel superficial, el cambio de un colchón más suave a más duro puede sentirse inicialmente muy incómodo. Con el tiempo, esta sensación suele desaparecer.

Además, para las personas con problemas específicos de espalda, como artritis o escoliosis, un colchón más firme puede agravar el dolor. Por eso es esencial investigar los colchones antes de hacer una compra.

Ventajas de un colchón suave o blando

Un colchón más suave se recomienda generalmente para los que están experimentando dolor de espalda en un colchón estándar, o los que tengan problemas de espalda preexistentes. También se recomiendan para los individuos más ligeros, pues un colchón más duro puede terminar encima de no comprimir para ellos en todos.

De igual manera, los colchones más blandos suelen ser mejores para quienes duermen de lado, ya que amortiguan mejor los hombros y las caderas. Por otro lado, un colchón más blando también alinea mejor la columna vertebral.

Desventajas de un colchón blando

Aunque puedan parecer más cómodos y lujosos, los colchones blandos pueden causar problemas de espalda a los que duermen boca abajo o boca arriba, y a los que pesan más.

Los colchones blandos también pueden ser problemáticos para los que comparten cama. El más pesado puede hundirse más, desequilibrando la superficie de descanso. Encontrar una firmeza que se adapte a ambas partes puede ser complicado.

En algunos casos, los colchones blandos pueden ser menos duraderos que los firmes. 

Por otro lado, los tipos de colchón tienden a ablandarse con el tiempo, por lo que partir de una base ya blanda puede hacer que los colchones queden inservibles al cabo de poco tiempo, aunque sigue habiendo muchos modelos que tienen una durabilidad excelente, incluso con un tacto más blando.

¿Cuál es el mejor colchón para el dolor de espalda?

¿Cómo afecta la dureza de los colchones?

El mayor síntoma de que tu colchón está causando problemas a su espalda es si te levantas por la mañana y sientes dolor, rigidez y molestias en la espalda. Si te cuesta levantarte de la cama sin hacer muecas de dolor, probablemente el problema sea el colchón.

Otros signos reveladores de un colchón en mal estado son despertarse con frecuencia por la noche, dar vueltas en la cama para ponerse cómodo y levantarse cansado día tras día debido a la mala calidad del sueño. 

A veces, ni siquiera, nos damos cuenta cuando nos despertamos brevemente por la noche debido a un colchón incómodo, pero los niveles de energía sin duda lo notan a la mañana siguiente.

¿Los colchones blandos provocan dolor de espalda?

Mucha gente da por sentado que los colchones blandos provocan dolor de espalda, y aunque a menudo es así, no siempre es tan sencillo. El colchón adecuado debe distribuir el peso del cuerpo de la forma más uniforme posible para mantener los contornos naturales y la alineación de la columna vertebral y las articulaciones.

Los dolores en la zona media y alta de la espalda suelen producirse si el colchón es demasiado blando y, por tanto, no ofrece suficiente apoyo para mantener la alineación natural de la columna vertebral. 

A pesar de esto, el dolor en la zona lumbar suele deberse a un colchón demasiado firme que crea presión en las articulaciones de la cadera y afecta a los músculos de la zona lumbar.

Por otro lado, los colchones de firmeza media parecen ser la mejor opción para evitar el dolor de espalda. Proporcionan la firmeza suficiente para soportar el peso del cuerpo y mantener una alineación adecuada de la columna vertebral.

Del mismo modo, tienen suficiente elasticidad para acentuar los contornos naturales del cuerpo y evitar tensiones en las caderas.

Pero aquí es donde la cosa se complica un poco más. El peso del cuerpo y la postura al dormir también influyen en la elección de la firmeza del colchón. Las personas más pesadas suelen encontrar más cómodos los colchones más firmes para la espalda, ya que el colchón soporta y distribuye mejor su peso. 

También, las personas más ligeras suelen encontrar los colchones firmes demasiado duros para sus articulaciones y prefieren hundirse en un colchón más blando.

Las personas que duermen de lado suelen preferir colchones más blandos, que son más suaves para las articulaciones de la cadera, las rodillas y los codos que los colchones firmes. Las personas que duermen boca arriba o boca abajo prefieren la estabilidad de un colchón firme. 

Es importante sopesar todos estos factores a la hora de decidir qué es mejor para la espalda; firme o blando es solamente una parte de la ecuación.

¿Cómo detectar si el colchón está afectando tu espalda?

Cuando el dolor de espalda aparece de repente, puede resultar incómodo y confuso. ¿Cuál es la causa de su dolor de espalda si no ha cambiado nada en su rutina diaria? La respuesta puede estar en su colchón.

El dolor de espalda tiene muchas causas, por lo que puede resultar difícil determinar su origen. Sin embargo, hay algunas pistas a las que hay que prestar atención para saber si el colchón es el culpable. 

En este sentido, el primer indicio es cuándo se produce el dolor de espalda. Si el dolor de espalda aparece nada más despertarse, pero es posible estirarse para deshacerse de él en 15-30 minutos, es una señal importante de que el colchón le está haciendo más mal que bien.

 Además, si la persona se despierta con más frecuencia o da vueltas en la cama para conciliar el sueño, también debería ser una señal. Aunque no sea propenso al dolor de espalda, lo ideal es que cambie su colchón cada ocho años.

¿Qué más puedes hacer para el dolor de espalda?

Lo más probable es que un cambio de colchón haga maravillas con tu dolor de espalda, si esa es la causa. También puedes incorporar una pequeña rutina de estiramientos a tu día a día. Intenta hacer algunos estiramientos antes de acostarte y después de levantarte para ayudar a flexibilizar la columna vertebral. 

De la misma forma, es valioso aprender a dormir en la mejor postura posible. Muchos expertos recomiendan dormir de lado con una almohada entre las piernas para apoyar las caderas y la zona lumbar. Algunas almohadas también pueden ayudar a reducir el dolor de cuello y espalda mientras duermes.

Para tener sueños más dulces y menos dolor de espalda por la mañana, plantéate comprar un colchón nuevo. Dormir es esencial, así que asegúrate de que el colchón que compras mejora tu descanso, no lo empeora. 

Cuando vayas a comprar un colchón, lleva tu propia almohada y pasa entre diez y quince minutos en cada uno de ellos. Puede parecer una tontería, pero es la mejor manera de asegurar que adquiere el colchón adecuado para usted.

colchones 150x190

Otros factores determinantes en el dolor de espalda al dormir

La firmeza del colchón viene determinada por varios factores, como los materiales utilizados y el nivel de soporte.

Por ejemplo, los colchones de espuma viscoelástica de Oniria suelen considerarse blandos porque se adaptan al cuerpo. Aun así, la espuma viscoelástica tiene un bajo nivel de respuesta, lo que significa que no se contrapone a la presión. 

Como resultado, los colchones de espuma viscoelástica pueden proporcionar una superficie de descanso suave y sin soporte (por sí mismos).

De la misma forma, los colchones de látex también suelen considerarse blandos. Sin embargo, el látex es un material muy sensible a la presión. Como resultado, los colchones de látex son blandos y de apoyo dependiendo de la parte de su cuerpo y su peso que está presionando en la cama. 

Así, lo confirman los estudios con resultados que muestran que todos los participantes se sienten más cómodos cuando se acuestan en un colchón de espuma de látex/fibra de palma, lo que coincide perfectamente con los resultados obtenidos por la distribución de la presión corporal y la alineación de la columna vertebral.

Compartir artículo

0
    0
    Carrito
    No hay productos en el carrito
    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?